Es habitual ver incestos italianos como estos en los que un padre espía a su hija en la ducha y entra para follársela.