Ésta morenaza despampanante tuvo que dejarse penetrar por su jefe para que no la echara del trabajo. Acabó disfrutando con su polla dentro de su coño.